Mar 05, 2017

El vientre de Goyo

Gregorio Santos, diseña su campaña hacia el 2021. Conviven con sus aspiraciones los Fonavistas, frentes regionales, ex Patria Roja y sus incondicionales bases cajamarquinas.

Compartir:
El vientre de Goyo

En el sótano de un viejo edificio ubicado en la octava cuadra del jirón Cailloma, cerca de Quilca, se encuentra la oficina n.° 101, construida con madera triplay y pintada de blanco. El lugar tiene huellas grafiteras, parece haber sido un centro recurrente de conciertos de rock subterráneo. Gregorio, o simplemente “Goyo” Santos, oye atentamente las opiniones de un grupo de integrantes del partido MAS Democracia, su partido. 

Es lunes, siete de la noche, y la reunión está por concluir. Como secretario general, Goyo escucha primero, luego habla. Analiza el contexto político. Odebrecht, Capitalismo, Neoliberalismo, PPK, son las palabras recurrentes. Es agudo, perspicaz y convincente. La reunión se levanta entre risas y aplausos. Una de las conclusiones: preparar un gran paro nacional el 5 de abril. Luego de la reunión, Goyo irá a su casa en el centro de Lima, en la avenida Tacna. Por ahora, suele estar más tiempo en Lima que en Cajamarca.

Más Democracia

Para entender qué hace Goyo un lunes en un sótano de un edificio viejo del jirón Cailloma, debemos recordar lo siguiente: en agosto de 2015, Goyo Santos y el partido Democracia Directa deciden acordar una alianza para enfrentar juntos las elecciones de abril de 2016. El acuerdo queda refrendado en un plenario de dicho partido el 20 de diciembre de 2015 y estuvo apoyado por el Movimiento de Afirmación Social (MAS), base Cajamarca. No hay que soslayar un detalle de suma importancia: desde junio de 2014, Goyo Santos estaba en la cárcel debido a una prisión preventiva dictaminada por la juez Mercedes Caballero. Santos, el candidato que levantaba las banderas del “voto rebelde”, encaró las elecciones de 2016 desde la cárcel. 

< Texto completo en la edición impresa >

Etiquetas:

Articulos relacionados