Oct 20, 2017

El boom de la bicolor

La selección nacional de fútbol se ha convertido en un producto revalorado gracias a sus triunfos oficiales. Su irrupción en las eliminatorias la ha convertido en un boom. Ahora sus ingresos anuales llegan a los cuarenta millones de soles.

Compartir:
El boom de la bicolor

Transformada en una marca en crecimiento, la selección de fútbol es un producto rentable no solo en el plano deportivo, donde se encuentra a un paso del Mundial Rusia 2018, sino también en el aspecto comercial debido a la gran aceptación que ha obtenido en el mercado publicitario en los últimos tiempos. Con alrededor de cuarenta millones de soles de ingresos anuales, la bicolor vive un auténtico boom.

El despegue del equipo nacional empezó el 5 de enero del 2015 cuando Edwin Oviedo Picchotito asumió la presidencia del ente rector del balompié local. Once días después, en su primera decisión, el directivo contrató a Juan Carlos Oblitas como director deportivo. Luego, el 2 de marzo, fichó al entrenador Ricardo Gareca.

La Copa América Chile 2015, realizada entre el 11 de junio y el 4 de julio, permitió apreciar el inicio de un ciclo remozado que aupó a Perú al tercer lugar del torneo continental y le valió un premio de 4.5 millones de dólares. De forma paralela, al interior de la FPF se inició una serie de reformas orientadas a captar el interés de nuevos patrocinadores y revitalizar el valor mercantil de la selección.

 

Revalorizada

El 4 de junio del 2015, en la antesala del estreno continental de Gareca y sus dirigidos, Hyundai fue la primera empresa en revalidar su alianza con la Federación. A continuación de una fructífera negociación, el mayor fabricante coreano de automóviles concretó un acuerdo que incluyó la entrega de trece unidades y el pago de medio millón de dólares. Una ventajosa alianza que encaminó el rumbo de la selección.

Luego, el 6 de octubre del mismo año, Pecsa, firma de capitales peruanos, se incorporó a la plantilla de socios de la Federación Peruana de Fútbol. Con un aporte de setecientos mil dólares, el distribuidor y comercializador de combustibles se constituyó en uno de los más importantes impulsores oficiales en opinión de su gerente de marketing, Manuel Romano, quien valoró el trato firmado entre ambas partes.

Quince días después, la FPF sumó un nuevo proveedor tras firmar un compromiso con la empresa Hunter, especializada en soluciones tecnológicas, que confió en las ideas trazadas por Oviedo, Oblitas y Gareca. En seguida, la organización, representante exclusivo de LoJack Corporation, colocó a disposición del combinado patrio sus productos y abonó trescientos mil dólares a favor de las divisiones menores.

 

Escribe Johan Pérez

< Texto completo en la edición impresa >

Articulos relacionados