Oct 19, 2017

Vargas Llosa oral

Un profesor de literatura latinoamericana y un grupo de estudiantes aprovecharon la presencia de Vargas Llosa en Princeton para discutir la obra de nuestro Nobel, mientras este dictaba un curso sobre las relaciones entre política y literatura.

Compartir:
Vargas Llosa oral

Las últimas publicaciones de Mario Vargas Llosa no han sido muy auspiciosas, al menos para un importante sector de la crítica. Sus dos más recientes novelas, El héroe discreto (2013) y Cinco esquinas (2016) fueron recibidas fríamente, sin olvidar las discusiones suscitadas por La civilización del espectáculo (2012), un ensayo premunido de cierto “espíritu a destiempo” y, por momentos, excesivamente conservador.

Sin embargo, hay que decir que el Vargas Llosa interrogado tiene un pulso distinto. Como entrevistado es alguien muy vivaz, que responde articuladamente y apela muchas veces al humor y la ironía. Entrevistarlo deja abierta la posibilidad de lograr una buena entrevista. Leer a Vargas Llosa en entrevistas es, también, una forma de escucharlo. Y digo esto para poner de relieve la aparición de un libro organizado por Rubén Gallo, profesor de Princeton, quien invitó a Vargas Llosa a pasar un semestre en sus aulas para compartir un seminario sobre literatura y política en el que, naturalmente, se analizarían algunos de sus libros. Conversación en Princeton (2017) contiene varias sesiones de diálogo entre Gallo, sus estudiantes y el escritor.

El libro plantea un recorrido por el universo narrativo y político que subyace en algunos de sus libros más importantes, sea por su factura estructural (Conversación en La Catedral), sus implicancias ideológicas (Historia de Mayta) o su poder de conmoción y revelación (El pez en el agua), por mencionar algunos ejemplos. Y es interesante hacer notar un contraste: Mientras las preguntas de Gallo, organizador del volumen, atacan cuestiones de orden más general, sus estudiantes inquieren por cuestiones específicas.

En una suerte de conversación coral, el escritor desmenuza varios aspectos de su obra, recuerda las historias de personajes como Zavalita, el origen de la ubicuidad de Lituma, el homenaje a Hemingway en la construcción de ¿Quién mató a Palomino Molero? o las motivaciones evidentes y ocultas detrás de El pez en el agua o La fiesta del chivo, acaso su última gran novela. En ese camino, el escritor va reflexionando sobre las relaciones entre literatura y política, las fronteras siempre borrosas entre la verdad y la ficción, el fracaso de las revoluciones y su vocación por la literatura.

En general, me parece un libro que cumpliría dos funciones: una, recordarle al lector iniciado que una parte muy significativa de la obra de Vargas Llosa tiene un estrecho vínculo con la política y la experiencia histórica latinoamericana (y que sus tan criticados vaivenes ideológicos, reconozcámoslo de una buena vez, tuvieron siempre un fundamento ético); al lector profano, en cambio, estas sesiones de charla le sabrán a un valioso material de referencia. Me extrañó, en todo caso, que no se hablara de La guerra del fin del mundo, notoria ausencia en el convite de Princeton.


Algunos fragmentos

“Hay que recordar que en última instancia los personajes literarios están hechos de palabras. Hay una cesura tan grande entre un ser literario y una persona de carne y hueso que nadie tendría derecho a sentirse representado en una novela” (p.83).

“Las buenas novelas nos enseñan a mirar la realidad de una manera más compleja. (…) La literatura genera placer, nos hace gozar, nos demuestra las inmensas posibilidades que tiene el lenguaje, pero al mismo tiempo nos hace más escépticos frente a la realidad” (p.111).

“Hay cosas que la gente no quiere creer y al mismo tiempo cree cosas que no son ciertas. (…) Las versiones literarias de la historia muchas veces se superponen a la historia y la reemplazan, como ocurre con La guerra y la paz. Es una novela tan absolutamente extraordinaria que los lectores llegan a creer que así ocurrieron las cosas en la realidad (…) La literatura reemplaza a la verdad, como ocurre también en la batalla de Waterloo narrada por Víctor Hugo (…) La fuerza persuasiva de la novela es tan grande que transforma la mentira en la verdad” (p.167).

"Conversación en Princeton con Rubén Gallo. Mario Vargas Llosa. Alfaguara, 2017.


Escribe: Alonso Rabí do Carmo

< Texto completo en la edición impresa >

Articulos relacionados