Oct 18, 2017

Atrapado sin salida

Un exmilitar al mando de Ollanta Humala reveló a la fiscalía y el Congreso que las órdenes para las ejecuciones extrajudiciales en la base de Madre Mía fueron impartidas por el Capitán Carlos.

Compartir:
Atrapado sin salida

Un exmilitar que integró una patrulla que dirigía Ollanta Humala ha comenzado a hablar sobre lo que ocurrió en Madre Mía entre los años 1992 y 1993. Se le ha asignado una clave para proteger su integridad. Ha descrito con lujos de detalles la frialdad con la que el entonces capitán daba las órdenes para que se produjeran las ejecuciones.

Esta pieza clave también ha proporcionado coordenadas de la ubicación de fosas comunes en las que se enterraron cuerpos de las víctimas del “Capitán Carlos” en 1992.

Esta es la razón por la que, en los próximos días, la comisión multipartidaria estaría partiendo a la Región San Martín, donde también se ha establecido una lista de testigos que están dispuestos a proporcionar su testimonio de las masacres ocurridas.

La revelación ha encendido alarmas en la comisión multipartidaria, toda vez que, en el 2009, cuando el Poder Judicial no se opuso al archivamiento del caso, lo hizo en parte, debido a que el fiscal Víctor Cubas Villanueva y Pablo Sánchez Velarde, actual fiscal de la Nación, señalaron que no existían pruebas suficientes para establecer que Humala Tasso era el “Capitán Carlos”.

“Con la declaración de ese testigo, y de otros, el círculo se ha cerrado. Ya está claramente establecido que Ollanta Humala y el ‘Capitán Carlos’ son la misma persona. Sin embargo, la fiscalía no formaliza. Es más, se estaría tratando que otros testigos no rompan la posición de Pablo Sánchez y Víctor Cubas”, advirtió una fuente de la comisión parlamentaria.

La comisión investigadora del parlamento tomó conocimiento que, por los menos, dos testigos claves que han decidido regresar al oriente del país alegando que la fiscalía a cargo de Luis Valdivia no les ha dado garantías para su vida.

El testigo que delató a Humala de estar detrás de las ejecuciones extrajudiciales, expresó a los legisladores desconfianza por el trabajo del fiscal Luis Valdivia, toda vez que cuando ha ido a brindar su declaración no se le ha asignado un abogado de oficio que vele por sus derechos.

Es, por esta razón, que el miércoles de la semana pasada, cuando el fiscal de la Nación se presentó ante la comisión de Presupuesto del Congreso, los parlamentarios Héctor Becerril y Milagros Salazar lo cuestionaron duramente.

 

Unidad de investigación

< Texto completo en la edición impresa >

Articulos relacionados