Oct 18, 2017

Cheque y fuga

La Fiscalía formalizó investigación contra 121 funcionarios de la Contraloría que aceptaron salir de puestos claves tras recibir incentivos e indemnizaciones de Edgar Alarcón, quien entregó el dinero violando diversas normas.

Compartir:
Cheque y fuga

La fiscal anticorrupción Zoila Sueno Chirinos descubrió la larga cadena de pagos que incluía cláusulas de confidencialidad para que los beneficiarios no revelen el dinero que se llevaron al bolsillo para dejar la institución, cuyos montos, en algunos casos, superan los cuatro millones de soles.

Uno de estos casos es el de Manuel Acedo Pérez. El cálculo de su liquidación sería de S/ 35,863.40. Sin embargo, en el dictamen fiscal se advierte que se ha hallado el comprobante de pago, y este sale con un líquido a pagar por S/ 3’570.602.17.

En la larga lista de implicados que registra el expediente fiscal figuran otros beneficiarios a los que se les ha puesto los reflectores. Blanca Alvarado Rojas recibió S/ 2’022,035.14, mientras que en la Planilla de Beneficio y Remuneraciones su beneficio apenas llegaba a los S/ 142,829.09.

Néstor Arévalo Morán debió recibir S/ 223,194.02. Sin embargo, su comprobante de pago salió con un líquido a pagar de S/ 951,047.16.

La fiscal anticorrupción ha detectado, incluso, que el propio Alarcón celebró un Convenio de Término de Contrato de Trabajo por Mutuo Disenso con Mariela Denisse Pantoja Herrera, donde “el mismo investigado obliga a la beneficiaria a no divulgar o difundir lo expuesto” en el citado convenio.

En este caso se ha detectado que el convenio tiene fecha 05 de diciembre de 2010. Sin embargo, el comprobante de pago que autoriza es de 5 días antes, ya que procede del 30 de noviembre de 2010. Esto evidenciaría acuerdos previos y que sobrepasan la formalidad.

En el caso de Marcela Mejía Franco la Fiscalía ha descubierto que aparece Alarcón Tejada consignando su visto bueno con el sello desde la Gerencia de Finanzas. Sin embargo, se advierte que él ya no ostentaba ese cargo, pues renunció el 31 de mayo de 2010, conforme a la Resolución de Contraloría Nro. 142-2010-CG, de folio 1306-Tomo 7 de la Carpeta Fiscal.

Otro caso que resulta escandaloso es el de Caty Vásquez Asencios. Este convenio contiene una fecha escrita a mano y difiere del mes que viene consignado a máquina. No coincide con el comprobante de pago que es del 27 de octubre de 2010, mientras que la liquidación aparece con fecha de cese el 31 de octubre de 2010.

 

Escribe: Jesús Molina

< Texto completo en la edición impresa >

Articulos relacionados